En más de una fiesta o “vente tú”  donde hay instrumentos musicales es inevitable que los aficionados (y me incluyo) sintamos la gran tentación de participar…de Tocar en la “Descarga”.

Es mucho el “Presentao” que de inmediato se sienta delante de las congas o agarra una campana (cencerro) diciendo con propiedad: Yo toco; siempre recuerdo a mi Gran Amigo Ricardo Genatios (tremendo tumbador y bongosero) que al ver eso decía: “Ahí viene el Reguero”

 Y es que se piensa que tocar los tambores, o cualquier “perolito” es lo más fácil porque no hace falta leer música (cosa que no es cierta) o porque no se sabe tocar otro instrumento. Con este muy común comentario se da por sentado o se infiere que un tambor no califica como Instrumento; que Gran Error.

La percusión es amplia, muy amplia; pues como he dicho en repetidas oportunidades, fue con el Tambor con el que comenzó la Música en el Mundo, sobre eso no hay discusión.

Los Ancestrales y Religiosos Tambores Batá del África (hoy sagrados en la Santería), los tambores Mridanga o Tablá de la India, los Taiko del milenario Japón y así sucesivamente los distintos tambores de las más antiguas y primitivas civilizaciones ; forman una Familia Universal que ha sido Testigo del Nacimiento y Crecimiento de la Humanidad.

El tambor como casi todo evolucionó y un ejemplo claro es la Batería, que desde el siglo 19 comenzó a perfilarse al juntarse varios grupos de tambores o lo que se llama una “batería de tambores” de ahí el nombre…Pero cuidado, mucho antes ya los indígenas de diversas etnias habían creado sus baterías de tambores (como los Batá en África) y un claro ejemplo mucho mas cercano a esta parte del mundo es el de los tambores llamados “Chimbangles” (para el culto a San Benito en Venezuela) que son un grupo de tambores con distintas afinaciones que se separan en familias de hembras y machos (según su sonido más agudo o grave) creando patrones rítmicos y melódicos…..La Cosa se complica!!!!

Seria imposible hablar de todos los tambores así que hoy hablaremos básicamente de la Conga o Tumbadora (que es evolución directa del tambor «tahona».

Éste era el nombre que tenía originalmente, impuesto por los nativos africanos. Luego se le llamó «tumba», palabra cuya forma proviene de la fonética bantú.

Posteriormente, se emplearon nombres como «salidor», «3-2» y «quinto». En los años 50, el nombre de «conga» se populariza en el mundo por el apogeo de la salsa )  para enfocarnos en el ámbito latino; y créanme , hay “mucha tela que cortar”;  pero para no fastidiarlos con tanta historia les hablaré de un hecho que haría que el instrumento diera un paso gigante para su desarrollo. En los años 40 el Señor Carlos “Patato” Valdés creo el sistema de herrajes que se conoce hoy por hoy y que permitió que el instrumento pudiera afinarse adecuadamente, inclusive semejándose a los tonos reales (do,sol,fa)….Esto Cambio Todo.

El Tambor entonces se crecía porque aportaba Ritmo y Voz….Salía a la Luz el “Alma del Tambor” en toda su expresión.  Desde ese momento los grandes cultores de las tumbadoras, los pioneros (casi todos de Cuba) : Carlos “Patato” Valdés, Armando Peraza, Cándido Camero, el Mítico “Tata” Güine, José Luis Quintana “Changuito” y muchos otros mas se dedicaron a desarrollar, estudiar y perfeccionar el instrumento .  Esta tarea ha continuado con generaciones más recientes de músicos ( casualmente muchos de Puerto Rico y NY) (Milton Cardona, Eddie Montalvo, Bobby Allende, Angel “Cachete” Maldonado, Paoli Mejias, Orlando Poleo, Ray Barreto)   y para mi, el mayor de sus exponentes es el Señor Giovanni Hidalgo.

Giovanni Hidalgo, un verdadero genio nacido en Puerto Rico, publicó hace ya algunos años bajo el nombre de “Conga Virtuoso” una serie de vídeos tutoriales que a mi entender fueron decisivos para la impulsar la evolución de la Conga. En estos vídeos Hidalgo mostraba al mundo sus adelantos y la evolución del instrumento utilizando armónicos (*) en los cueros ; mostrando  ejercicios de rapidez e independencia y hablando de “División Mental”; términos que revolucionaron al Instrumento.

Los invito a que vean este vídeo de Giovanni Hidalgo en el Berklee College of Music. Es realmente impresionante lo que este “VIRTUOSO” (con mayúsculas) ha logrado hacer con el instrumento, son 5 minutos que quizás a algunos de ustedes les parezca mucho, pero por favor vean el primer minuto y medio como mínimo.

Pero….y todo este dominio del  instrumento, esa velocidad, toda esa técnica, toda esta evolución funciona en la vida real? Funciona cuando se esta tocando con una Orquesta?..No hay duda de que si y les prometo que en una próxima entrega les mostrare algo de Giovanni Hidalgo en esas lides.

Hoy el Invitado de Lujo es el Tambor; por eso quiero mostrarles este vídeo en donde el tambor se luce en uno de los géneros por excelencia en la percusión Afro Latina / Afro Cubana: La Rumba.

Disfruten de estos grandes músicos entre los cuales destacan los dos ya fallecidos Orlando “Puntilla” Ríos (uno de los más famosos cultores del Tambor Batá) (el primero que canta, el de los lentes fondo de botella) y de una leyenda del Tambor en toda su expresión: Carlos “Patato” Valdes; el Gran Pionero y responsable del cambio en la historia que le dio “Voz” al Tambor.

(*) (un armónico es el sonido
en octava que se genera en una guitarra o bajo al pulsar a medias con la mano izquierda
una cuerda percutiendo suavemente la misma cuerda con la mano derecha)

 

 

2 Comentarios

  1. Genial, totalmente de acuerdo con tus comentarios y los de esos grandísimos maestros, amén de que cuando escuchas una sección rítmica Africana, entiendes el yembé como papa del batá, gran video Pollo, muy bueno…..

Dejar respuesta