De jóven, dando tumbos con mi Guitarra por ahí, siempre le tuve un especial afecto a una canción de Joan Manuel Serrat que se llama “Esos Locos Bajitos”; pero no fue hasta que nació mi hija Anabella que realmente la pude entender en su entera dimensión.

Recuerdo como si fuese ayer ese día de su nacimiento. Una “Turba Familiar” invadió el cuarto de la clínica cuando trajeron a mi hija (que estemos claros;  junto a su Madre eran las Verdaderas Protagonistas) y yo quedé literalmente fuera de cualquier posibilidad de interactuar. Descaradamente (aunque inconscientemente) me bloquearon.Nadie se dio cuenta de esto, yo estaba fuera de escena……. y fue cuando sentí una “Mano Inmensa” en mi Hombro y la voz gruesa y a la vez amorosa de mi Papá que me dijo: “Ven Hijo, vamos afuera. Ahora comienzas a ser Padre, ya sabes como es”……..ese día quise muchísimo más a mi Papá.

Con frecuencia he meditado sobre esta fecha porque una cosa es “Celebrar el Día del Padre” y otra que “Te
Celebren el Día del Padre”….Pero al fin y al cabo hay algo Cierto y Lapidario :
“No hay Padre sin que Exista el Hijo”.
Así que hoy no quiero que me celebren, quiero celebrar a los Hijos. Y para homenajearlos comparto con ustedes esa antigua canción de Joan Manuel Serrat que tanto canté, y que en mi opinión; es un “Regalo a la Humanidad”.
Le dedico este Viernes de Virtuosos a todos los Niños, a los hijos. Y en especial se la dedico a mis hijos Andrés Eduardo y Anabella que son “El Ritmo de mi Vida”,  a Leti que poco sabe de su “Tío Viejo” aunque estoy seguro que sabe que estoy ahí; a Colin Hunter, el Gigante que nació para traer Felicidad a la familia y que sin duda está “Enmantillao”; a Sebastián “El Ruso” allá en Margarita;  pero en particular le quiero dedicar este día a un niño Muy Especial…..A Mí.
Gracias por todo Papaíto, Feliz Día del Padre!!!.
Papá, ….los zapatos aún me quedan grandes.

3 Comentarios

  1. Excelente y que tan ciertas palabras!, como siempre con tus acertados comentarios, me dejas con los ojos llorosos… FELIZ DÍA DEL PADRE, y que lo disfrutes con lo más grande que uno tiene en la vida, los hijos. Mi más sincero abrazo Don Eduardo, saludos!

Dejar respuesta